21 jul. 2009

Bored


Sí, ya lo sé, yo tampoco me lo explico pero me pasa todos los años: cuando llegan estas fechas, ya estoy más que harta de bikinis, pareos, pamelas y chanclas. Máxime cuando entro en las tiendas y, a un lado, ves, amontonada, tirada y desdoblada, la ropa de rebajas y, al otro lado, toda colocadita, dobladita y organizadita la ropa de la próxima temporada. Y, aun con 40 grados a la sombra, se me van los ojos tras ese maravilloso jersey de suave lana, o tras esas botas de caña alta o tras ese abrigo camel de cashemere…. En fin, que ya sé que no tengo remedio, y este fin de semana aproveché y fui de las primeras en hacerme con algunas prendas de la temporada próxima, y no solo para mí, sino también para mi hijo (y porque mi marido “no se dejó”, sino, hubiera caído también algo para él, fijo ;))
¿Y vosotras, ya habéis sucumbido?


Yes, I know, neither do I explain it to me but I am going all the years when they get these dates because I am more than tired of bikinis, sarongs, flip flops…. Especially when I come into the stores, and a one side, you see, piled up, and run split, sales clothing, and opposite side placed, folded and organized all clothes of next season. And even with 40 degrees in the shade, I see the wonderful soft wool jersey, or these marvellous boots or that coat of cashemere .... Anyway, I know that I have no choice, and this weekend and I bought some clothes for next season and not just for me but for my son too. And you, have succumbed?