12 feb. 2010

El timo de la superwoman



Que no el "mito" de la superwoman...

En los años 90 nos vendieron "la moto" de que la mujer debía ser inteligente (Carrera, Máster e idiomas), ser buena esposa, buena madre, buena amante.... Y muchas de nosotras hemos luchado durante mucho tiempo por ese mito que nos vendieron. Muchas llegaron a conseguir el éxito profesional soñado y muchas otras se quedaron con el éxito familiar y personal. Hasta hace poco, nos "vendían" todas esas mujeres que habían logrado las dos cosas, y algunas personas, como las autoras de este libro, se preguntaban si realmente esas mujeres no habían tenido que renunciar a nada. Gracias a ellas, hemos descubierto que esas mujeres tan "exitosas" han tenido que dejar atrás muchas cosas.


Personalmente, yo fui una de esas "luchadoras" de los años 90 y, aunque no tengo un puesto directivo "supermegaimportante", me alegro de haber "reordenado" mi lista de prioridades en su momento y luchar por lo que me pareció (y me sigue pareciendo) lo más importante: formar una familia. Gracias a esa decisión, como digo, quizá profesionalmente hablando no he llegado a lo más alto, pero me siento orgullosa de tener un marido que me quiere y al que quiero, de que tengamos un hijo maravilloso y de que miremos los dos en la misma dirección.

Y, por si fuera poco, este modo de vida que elegí, me permite dedicarme a todos mis otros hobbies, como coser, bordar, hacer canastillas de bebés, bloggear (je, je) y además de todo esto, disfrutar de mi familia.

Echando la vista atrás me doy cuenta de que no me equivoqué.

Y vosotras, ¿sois de la generación del "mito" o del "timo"?

This is the title of a book on the lives of many successful women account where they have had to give up many things to get where they are, despite attempting to make us believe that they have everything: family, good job, good life ...What do you value most in your life: family or career triumph?

17 comentarios:

  1. Que buena recomendación!! Creo que yo tb soy de la generación del mito y lo mejor es para en algún momento y mirar cuales son tus prioridades! Me alegro que tu decisión fuese tan acertada!!

    un beso,
    Patricia

    ResponderEliminar
  2. pues la verdad es que soy de la generación que se crió en el mito y que ahora está envuelta en el timo, una pena! muy buen post!
    besos

    ResponderEliminar
  3. Pues mi máxima aspiración es tener una familia pero no quiero renunciar a compatibilizarlo siempre barriendo para casa. Tenemos empresa propia y eso es lo que tiene. De todas formas, una acaba agotada el día cuando quiere llegar a todo.


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el post¡¡

    ResponderEliminar
  5. pues yo creo ke me crié en la epoca del mito..pero cada vez mas se ven las prioridades en la vida..y para qué querer llegar a todo cuando lo mas importante esta justo en frente de nuestras narices?? ...para mi el mito..puro timo..

    ResponderEliminar
  6. Yo no sé lo que soy, pero sé lo que no soy...
    De momento lucho por mi presente.

    Un besazo enorme!

    PS: vi una expo de la ilustradora de la portada en 2007 en Bcn, genial!

    ResponderEliminar
  7. hola,
    muchas gracias por darme los enlaces de maquillaje, preguntaré a ver si los tienen porque en maquillalia ya vi que no. Muchas gracias. Yo con 36 tacos ya cobro como si tuviera 24 años y no tengo un puesto directivo, vamos, que a veces me siento como una eterna becaria. Que se le va hacer. Contenta, pues no, pero con el paro que hay no encuentro curro en otro sitio mejor.
    Besos,
    www.caprichosdeana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Qué buen post! Te seguimos desde hoy.
    Estamos de sorteo en nuestro nuevo blog, si no nos conocías es un buen momento para que nos visites.
    nos vemos por aquí!

    www.tacatucazaragoza.blogspot.com
    www.tacatucazaragozaoutlet.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Generacion del mito!

    Genial recomendación!

    :)

    ResponderEliminar
  10. Generacion del mito!

    Genial recomendación!

    :)

    ResponderEliminar
  11. Anónimo16/2/10

    Hola

    Soy nueva por aquí, y con tu post de hoy me acabas de conquistar. Cuando me quedé embarazada en 2007 y llevaba 9 años trabajando en la misma empresa, después de haber estudiado dos carreras me di cuenta de la estafa del siglo. Nos habían timado de mala manera, me encontraba que si quería seguir en mi empresa ni podía pedir excedencia ni reducción de jornada, y en el fondo envidiaba a compañeras del colegio con puestos menos importantes, que si se cogían una excedencia podían volver tranquilamente a trabajar de cajeras sin problema (con todos mis respetos a todos los puestos de trabajo, todos son respetables y necesarios). Así que una vez me sentí victima del timo y con una niña por llegar, me resigne a aspirar a algo más y sin embargo no me arrepiento para nada, tengo un marido qué más no se puede pedir y una niña preciosa, muy despierta y a la que le encanta ir de compras, jejeje.
    Y tal y como están las cosas he mantenido mi puesto de trabajo, que aunque no sea de directiva, tengo mucha autonomía, y lo mejor, a cinco minutos de casa andando, lo que me permite llevar a mi niña a la guarde por las mañanas e ir a comer a casa con mi marido. Y con ratitos para hacer mis cosas, mirar blogs, hacer compras por internet, leer, salir con mi marido de vez en cuando o divertime con mi hermana y/o mis cuñadas.

    Medea

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el post Ana!

    Yo la verdad soy todavía un poco joven para saber en que parte me quedo,estoy último año de carrera,tengo 25 años y me he metido en una profesión de hombres:Ingeniero de Caminos .ME doy cuenta que las mujeres que están en esta profesión tienen la vida familiar un poco aparcada,pero eso no significa que yo vaya a hacer lo mismo.

    Me gusta mi futuro trabajo,por lo menos hasta donde me han dejado ver hasta ahora,pero no pienso renunciar a mi vida familiar.Ni por el contrario renunciaría a mi vida laboral por la futura familiar.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo, como la gran mayoría, he sido timada y, como tú, no me arrepiento ahora mismo de haber reordenado mis prioridades. Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  14. Ana, pienso que no te equivocaste, bueno estoy segura! yo soy de las tuyas ;) parecido... jeje

    beso

    ResponderEliminar
  15. Anónimo16/2/10

    Yo me equivoqué. Cai en la trampa. Intento llegar a todo y tengo la sensación de no hacer bien nada. Y envidio a quienes han logrado una vida mucho más sencilla y centrada en lo que sin duda de verdad importa: la familia. Si pudiera dar marcha atrás lo haría, sin duda, y lejos de apoyar el mito de la superwoman, sacrificando mi propia vida, trataría de simplificar mi vida y me alejaría de este mundo de hombres que no entiendo y no comparto.

    ResponderEliminar
  16. No soy muy ambiciosa y siempre tuve claro que no quería un puesto de gran responsabilidad, y con ello me refiero a las altas esferas empresariales, porque estar con una jauría de 25 adolescentes no es una gran responsabilidad sino una supermegaresponsabilidad, jeje!
    En fin que cumplí mi sueño profesional de ser profe(algo que durante un tiempo compartí contigo, por cierto hace poco hablé con Beatriz Castro que ya está acabando la carrera). Aunque también cumplí mi sueño de formar una familia. Soy consciente de que ser una privilegiada.
    Besos

    ResponderEliminar

No comentes por comentar ;) Deja tu comentario si realmente quieres decir algo relacionado con el post. Los comentarios hirientes, malintencionados, groseros, insultantes o con publicidad no serán publicados. ¡Gracias!