11 oct. 2012

Qué tener (y cómo) en nuestro ropero.

Os contaba hace poco aquí la importancia de tener un buen ropero. No tanto por sus medidas, sino por lo bien organizado que lo tengamos. Amortizar una prenda muchas veces depende de lo visible o no que la tengamos en el armario.

Tras ese post he tenido muchas consultas al respecto sobre cómo guardar la ropa y por eso he optado por postearlo. Espero que queden resueltas todas las dudas.

A partir de este dibujo básico y teniendo en cuenta el armario que os puse en el otro post, os doy las claves de cómo organizarlo y cómo colocar las prendas, siguiendo las premisas que llevo a cabo cuando hago un  Servicio de Organización de Armario.


Recordamos


1.- Espacio con una o dos barras para colgar las prendas que no van dobladas.

2.- Baldas o cajones para la ropa que va doblada (a ser posible, que las baldas se ajusten a la medida de las prendas).

3.- Cestas, estantes o colgador multiusos para guardar los zapatos.

Con estas 3 premisas vamos a ver dónde y cómo colocamos las prendas y complementos:


Recomendaciones:



1.- Los vestidos de tejidos delicados (que suelen ser vestidos que no usamos a diario) colgarlos guardados en una funda.

2.- Las prendas y complementos que usemos a menudo guardarlos en las baldas, estantes y/o cajones que tengamos más a mano.


3.- Utilizar una sola percha para cada prenda. Las perchas de madera ocupan el doble que las de plástico. Antiguamente se decía que sólo se usaran perchas de madera porque la alternativa, las perchas de alambre, se deformaban con el peso de la prenda y ésta se arrugaba y cogía "malas posturas". Actualmente, con las perchas rígidas de plástico duro tenemos el problema resuelto y ocupan la mitad de espacio que las de madera.

4.- No saturar los cajones y baldas: que todo esté a la vista. De ahí la importancia de que la balda o cajón se ajuste a la medida de la prenda.


Cómo colocar la ropa:

1.- En la barra donde colgaremos las prendas: Los vestidos de fiesta largos y enfundados, a la izquierda de la barra. A continuación, si no es posible disponer de un armario aparte (en el hall, por ejemplo) para la ropa de abrigo, colocar los abrigos largos. Seguidamente las americanas; a continuación las camisas y tops que no se doblen (si es posible, ordenados por colores), las faldas, los shorts y pantalones de vestir (en perchas adecuadas) y, finalmente, los vestidos que usamos más frecuentemente.

2.- En las baldas o cajones: es importante que ambos se ajusten a la medida de las prendas que vamos a guardar en ellos. En las baldas/cajones que tengamos más a mano, colocaremos los suéters, jerseys, tops y camisetas, ordenados por tipo de prenda y colores. Si es posible, un cajón/balda para cada tipo de prenda (uno para los suéters, otro para los cárdigans...). Los jeans pueden ir doblados y guardarlos en una balda o cajón, pues apenas se arrugan.

Las prendas deben estar correctamente dobladas, todas de la misma forma de manera que queden del mismo tamaño. Las colocaremos una encima de otra, con el "canto de la doblez" hacia fuera, de manera que se vean todas perfectamente.

3.- En cajones o cestas, la ropa interior y los pijamas, también ordenados por tamaño y color. Para los calcetines, cinturones y ropa interior son muy útiles los organizadores de tela de Ikea. Nos ayudan a encontrar antes lo que queremos.

4.- En la balda o estante donde colocaremos los zapatos (os decía el otro día que mejor en la parte inferior los que más uséis y en la superior los que menos uséis) colocaremos los zapatos por tipo: de tacón, planos, botas... O a la vista o en cajas, como mejor os convenga. Yo recomiendo que, al menos los que usáis poco, los tengáis guardados en cajas o fundas de tela.

5.- Fulares y bolsos: existen unas perchas especiales para colgar los fulares que resultan muy útiles siempre y cuando no tengas muchos. Si éste no es tu caso, puedes optar por doblarlos y colocarlos en uno de los estantes. Otra opción (la que yo tengo) es usar un "mantero" (una especie de "escalera" de madera) donde los tengo ordenados por colores.

Para los bolsos la mejor opción es usar las estanterías. En las más altas los que menos uséis. Dentro de cada bolso meted papel de periódico arrugado para que el bolso no se deforme. Si además lo podéis guardar en bolsa de tela, mejor. Otra opción es guardar unos bolsos dentro de otros: se ahorra mucho espacio pero hace que nos olvidemos de los bolsos que tenemos y al final apenas los usamos.

Y, si disponéis de suficiente espacio en la barra, podéis optar por colgarlos en perchas.

En este enlace podéis ver multitud de opciones, aunque, sin duda, mi preferida es ésta:



Si el armario no es de puerta corredera, en la puerta podéis poner organizadores de zapatos u organizadores de fulares, como en esta foto


De verdad espero que este post os haya servido de ayuda y resuelto todas vuestras dudas. Ya no tenéis excusa para pasar de un armario así



a uno así ;)



Feliz puente, nos vemos el lunes :)))

Some ideas on how to organize your wardrobe. See you Monday, tomorrow is a national holiday in Spain.