19 dic. 2012

Se acabó lo que se daba

Ya nos lo advirtió Prada en sus desfiles para el otoño-invierno 2010. Pero no quisimos hacerle caso. El "revival" de los años `50 no sólo cambiaba la silueta de la mujer (cinturas marcadas en faldas y vestidos de vuelo y faldas y vestidos lápiz a la rodilla)



sino también el calzado.

Como consecuencia de esa tendencia (y para desgracia de las que somos bajitas) se impone el calzado sin plataformas, con un tacón más moderado (de entre 5 y 8 cm) y con la parte de delante acabada en punta.



Toca recuperar del fondo (fondíiiiisimo, en mi caso) del zapatero, esos salones de hace 10 años que, con la moda de la plataforma y la punta redondeada, confiné a los bajos fondos.

En moda, ya se sabe, todo vuelve.

 ¿Y tú? ¿Ya has sucumbido al cambio, o te niegas a renunciar a esos centímetros de más?

Que tengáis feliz miércoles.

Photobucket

Since the parade of Prada for F/W 2010 the shoes has changed. They are no longer fashionable platforms, now takes the shoe toe and medium heel. Nice day!