15 ene. 2015

Cómo he transformado mi salón reciclando

Os contaba aquí antes de Navidad la transformación de mi comedor y hoy os traigo un post similar pero con mi salón.




Todos los muebles, excepto uno (mi "armario costurero" de Ikea que tuneé y os lo enseñé aquí) y la chimenea,  son los mismos que tenía en mi otra casa pero, como me pasó con el comedor he tenido que "transformarlos" pues no me acababan de convencer en esta.


Mi salón está aparte del comedor, tiene dos entradas (al hall y al comedor) y tiene unos  20  m2. No es muy ancho pero es bastante profundo. Por esto mismo los muebles están colocados en ambas paredes laterales.

Nada más entrar a la izquierda tengo un mueble antiguo regalo de mi abuela. Originariamente era de color wengué y hace dos veranos lo "decapé" (con la misma técnica que os enseñé aquí). En esta foto que publiqué en IG podéis ver el antes y el después:



Frente a este mueble, tengo una librería wengué con esta mesita de ikea

y dos descalzadores gemelos. Uno de ellos lo tapicé el año pasado y lo decapé en blanco. El otro está tal cual porque no consigo encontrar la misma loneta (aprovecho para decir que si alguien sabe dónde conseguir una parecida que me lo diga ;))  En esta foto podéis ver el proceso





Anteriormente tenía la silla Eames (podéis verla en la segunda foto de arriba) pero la cambié porque no me convencía el contraste de algo tan moderno con una butaca tan clásica. Ahora mismo la tengo en el comedor (podéis verlo aquí)

Seguidamente tengo un baúl (donde guardamos licores) y una escalera mantero que compré en Becara allá por 2004.




 La jaulita de Muy Mucho la puse hace poco, tras haberla tenido en mil sitios de la casa y no convencerme en ninguno. Veremos si la dejo ahí, je je.


Durante las Navidades ése fue el sitio del árbol de Navidad, y la escalera y el baúl los muevo a la izquierda del mueble que os comentaba antes.



Frente a frente tengo la chimenea, con una mesa de ikea que se "levanta" (me viene fenomenal para el desayuno de los niños) y el sofá (que no cambio por nada, no os cuento la odisea que tuve que montar para meterlo en esta casa; literalmente tuvimos que partirlo por la mitad :)))

Paro un momento para centrarme en la chimenea, pues sois muchíiiiisimas las que me preguntáis acerca de ella por IG. Os conté hace poco más de un año aquí dónde la compramos y cómo la decoré antes de instalarla donde la tengo ahora mismo.

Antes de la chimenea en su lugar había un mueble de tv de Ikea (era negro pero lo pinté de blanco; en la otra casa teníamos un mueble enorme que reciclé para hacer dos muebles, uno para cada dormitorio de mis soles, pero eso lo dejo para otro post ;)) En esta foto podéis verlo:



Al poner la chimenea lo reciclé (aquí no se tira nada ja ja) lo partí en dos y lo puse entre los dos sofás, a modo de consola

No se aprecia bien en la foto pero básicamente, quitamos la parte donde iba colgada la tv y pegamos los estantes de arriba a los cajones de abajo.

Vamos ahora con  la chimenea. El marco es de madera blanca, de Leroy Merlin, y dentro encastramos una chimenea de bioetanol. En cuanto a si calienta, no calienta, es peligrosa o no, huele o no.... Os voy contando.



Mi salón es grandecito y lo calienta sin problema, peeeeero en el salón es donde tengo el termostato de la caldera así que no salta la calefacción (porque no baja la temperatura) y el resto de la casa se me queda heladita ja ja. Por eso solo la encendemos los findes por la noche.

¿Es peligrosa? Pues todo lo que podría al ser un sitio donde se enciende fuego. Es decir, hay que tener mucho cuidado con los niños (yo la enciendo cuando están acostados), con no dejar nada inflamable cerca... vamos, las medidas de seguridad lógicas.

¿Huele? El bioetanol no huele a nada, Quizá la primera vez que la enciendes notas un ligero olor pero nada preocupante. Yo no es que tenga muy buen olfato pero nunca me ha olido a nada y tampoco es tóxico por inhalación.



El depósito de mi chimenea creo que es como de 750 cl y dura una hora y media más o menos. Bajo la tapa metálica tiene una especie de algodón que es el que se empapa de bioetanol. Se acerca una cerilla y se prende. En este video que subí a IG podéis verla encendida.



Para apagarla, solo hay que cerrar la tapa. INCONVENIENTE: el bioetanol es caro, un litro cuesta 5-6€ (y proporciona unas 2 horas de calor). Por lo que yo no la aconsejo como calefacción habitual en una casa. Este tipo de chimeneas están pensadas más que nada como decoración (aunque den calor suficiente).

Y ya, para terminar, al fondo a la izquierda, junto al mueble de costura, tengo un escritorio de Borgia Conti (aquí podéis ver una parte). Ya os lo enseñaré con más detalle porque en la mudanza "sufrió" mucho y tengo que restaurarlo (esto lo dejo para otro post ;)) (tenéis el post completo ya  aquí )

Bueno pues nada más; creo que he resuelto todas vuestras dudas. Muchas gracias por pasaros por aquí. ¡Feliz día!

5 comentarios:

  1. Hace mil que te sigo por Instagram y no ha sido hasta hoy que se me ha ocurrido entrar en el blog. Me ha encantado!!! Me quedo!!!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía!! Estoy alucinando. Has hecho mil cosas y todas preciosas. Qué capacidad! Yo siempre planeo hacer cosas, pero jamás he llegado a pintar nada, ni a tapizar, ... Estoy por traerte a mi casa para que me des consejo. Qué ojo tienes! Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Pues oye yo como Sole, te traigo a mi casa y me la apañas en un momento, eso sí te invito a lo que quieras. Me encanta como ha quedado tu salón.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar

No comentes por comentar ;) Deja tu comentario si realmente quieres decir algo relacionado con el post. Los comentarios hirientes, malintencionados, groseros, insultantes o con publicidad no serán publicados. ¡Gracias!