20 mar. 2015

Cómo convertirse en el marido perfecto (3): Detalles

AAAAYYYYYY!!!!  el aniversario...
Pero quien se inventaría una cosa así?? Seguro que fue mujer. Está claro que un hombre nunca lo inventaría, está claro. Por que??? Pues porque no se hubiera acordado jajaja.

Si a cualquier cromañón le preguntas cuantos años lleváis casados, te dirá un número lo más cercano posible, pero con un margen de error de 3-5 años. No le pidas más al chico,
porque como le preguntes por el día y el mes, te veo pidiendo una ambulancia. INFARTO ASEGURADO!!!!!

Y si es capaz de decirte la fecha exacta es porque se ha quitado el anillo y ha mirado la fecha que tiene grabada :)))

Por qué os inventasteis eso.... que ganas de hacernos "de llorar y de sufrir...."

En este universo conocido, solo existe un hombre capaz de decirte la fecha exacta de su Aniversario... Ese hombre es.... CHUCK NORRIS!!!! jajaja
No me creess??

Pregunta pregunta... pregúntame cuántos años hace que me casé.....
- Pues está claro, hace unos 10 o 15 años...

Y el día y mes en que lo hiciste??
- Pues recuerdo que era puente y que no trabajaba....

¡Nos ha jodioooo, como para trabajar el día de tu boda!

Aayyyyy!!! Recuerdo ese día como si hubiera sido hoy mismo.... Hace ya 11 años.... Anda mira!!! Si me he acordado y sin quitarme el anillo!!!!

SI!!! Hoy hace exactamente 11 años que estoy pegaíto pegaíto a mi mujercita @sloanestreet.  11 años maravillosos pero nada que ver con los que quedan por venir...

En el día de mi aniversario, solo quería hacer esta pequeña introducción al post de hoy....

I LOVE YOU, señora marquesa 

Y ahora sí, os dejo con la tercera entrega de  Cómo convertirse en el marido perfecto.





Cómo abordar este delicado tema… veamos… Para el hombre de Cromañón, “detalle” es el ambientador de Pino que le da el mecánico cuando va a recoger el coche y le suelta 500 euracos por haberle cambiado el aceite. Y se queda tan a gusto. Y no sólo eso, sino que encima pretende volver al mismo taller….

Para los hombres que han evolucionado un poco más, la palabra “detalle” les suena al número 3. A saber: 1- cumpleaños. 2- Navidad, 3- San Valentín. Noooo, no me he dejado en el tintero el famoso “aniversario”. Para un hombre, la palabra “aniversario” la relaciona con el futbol: “aniversario de la muerte de Di Stefano, aniversario del centenario del Bernabéu, etc., etc.

Pero yo reduciría estos tres detalles a medio (y con suerte). El hombre se cree que un detalle es regalar en el cumpleaños de su mujer, ese aparatito llamado “pequeño electrodoméstico” que sirve para… no sé, mi mujer sabrá qué hacer con él… Otro detalle, es regalar en Navidad esa “ropa interior sexy” que tu mujer nunca se pondría, pero que tú, como hombre, te imaginas que le quedaría de maravilla… Y no hablemos de San Valentín… El típico perfume… ¿Las típicas rosas? Acertar acertar... Posiblemente aciertes a medias…

En los cumpleaños y Navidad se hacen “regalos”, no “detalles”. Los detalles se tienen durante todo un año, hay que ser constante, no dormirte. Una mujer es capaz de vivir sólo de detalles, no necesita comer, ni siquiera respirar si de vez en cuando le llevas un detallito. A mi mujer le lleve hace poco un detallito y se paso una semana diciendo: “ NO ME LO PUEDO CREER, NO ME LO PUEDO CREER, NO ME LO PUEDO CREER… jeje

Pero, ¿qué le llevo?. Lo tienes tirao amigo. Quieres empezar por el más barato, pero el que más te va a costar?, Seguro?? Pues dile que la Quieres. A ella la harás feliz, y a tí sólo te temblarán las piernas 3 segundos…Pero dilo con sinceridad. Ella se dará cuenta si lo dices por decir… No la cagues!!!!

A partir de aquí lo tienes fácil. El universo de las mujeres está lleno de señales. Ella es una señal andante, llevan siempre un cartel que dice: Esto me gusta… Mira aquí… Qué bonitooooo… Me quedaría genial, no crees?…. Tío!! Qué más quieres…¿No has oído decir a tu mujer.. – Mira esto, mira lo otro?. – SEÑAAAAL. ¿Tú no has visto a tu mujer marcar una hoja de una revista?? “SEÑAAAAL” . Pilla esa revista y ojéala. Si ves un vestido, AHÍ LO TIENES ¡ . Si hay un vestido y unos zapatos… ve a por los zapatos. Y no te quiero contar si sale un bolso. A partir de ahora tu lema será: “las mujeres nunca tienen ni suficientes zapatos ni suficientes bolsos”.

No hace falta que sean detalles caros, puedes comprarle esos pantalones que ha visto en la web, ese adorno para la casa, ese otro pantalón que ha visto también, la camisa, el jersey, el fular, el pañuelo, las botas, el bolso…. Con todo eso tienes para tirar una temporadita, amigo…

Tu mujer te lo va a poner muuuyy fácil, por si no te has dado cuenta. Que?? Si, si, los bombones también cuentan como detalle. Pero cuidado, no te excedas..(que engordan). Otra forma de comprar detallitos es hablando con ella. Estás en una tienda (si, tienes que entrar, no pudes quedarte en la puerta como el resto de hombres), vas ojeando (no, ahí no, en la sección de mujeres), y si “crees” que has visto algo que la pueda gustar, la llamas o le mandas una foto (no lo compres por tu cuenta y riesgo), y ella te irá indicando.

 Recuerda siempre que el detalle no tiene por qué ser siempre una sorpresa. La mayoría de los detallitos te los marcarán ellas, y tú, poco a poco, irás aprendiendo e irás sorprendiéndola cada día más y mejor.

 Y como todo lo que esta bien hecho tiene recompensa, tú también tendrás la tuya. Nooo, esa sorpresa no. Siempre pensando en lo mismo… El premio es, que como te has pasado todo un año teniendo detalles con tu mujercita, el día de San Valentín, te podrás sentar en el sillón a rascarte los “guevos”, mientras que el resto de los cromañones se rebanan el seso pensando qué coño regalar…
Y ahora, si. De postre ya sabes lo que tienes… Nos vemos…



El Sr. Marqués, maridín
IG: @elsenormarques

Si te perdiste las entradas anteriores puedes leerlas  pulsando aquí  y aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No comentes por comentar ;) Deja tu comentario si realmente quieres decir algo relacionado con el post. Los comentarios hirientes, malintencionados, groseros, insultantes o con publicidad no serán publicados. ¡Gracias!