15 may. 2015

Cómo convertirse en el marido perfecto (6): Rutina


En capítulos anteriores….

…Ahí te diste cuenta de que la cerveza podía esperar y de que ya habías dicho la barbaridad esperada!!!
- Vale cari, ya voy. Se te notaba en la voz que estabas un poquito acojonadito… - Dime qué tengo que hacer…
Mala respuesta, o mala contestación o mala pregunta… elige lo que quieras…



En la actualidad…

Cómo se te ocurre decirle a tu mujer “Dime que tengo que hacer.”. Dios mío, Dios mío….
Todavía no has aprendido nada? Tu mujer “NO…ES…TU MADREEE!!!
 El pasar una aspiradora, el poner una lavadora son cosas sin importancia que uno debe hacer, no porque se lo digan, no porque le toque, sino por el bien de la convivencia. Es rutina, pura y dura, y se hace entre dos personas.

Hoy te voy a contar la rutina diaria que deberías llevar. Tranquilo, siéntate que te vas a marear. Parece que es mucho pero con un poco de práctica, ese “en qué puedo ayudarte…” lo vas a convertir en “acciones compartidas”.

Empecemos por el final:



20.30 – Niños a la cama. Mientras se lavan los dientes, hacen pis y rezan, vas preparando las mochilas del día siguiente, la ropa que se van a poner, y todo colocadito en su cuarto o en el salón, donde mejor te venga.

20.45 – Niños acostados. Preparación de desayunos del día siguiente, Tazas de café, cola-caos, tostadora, cuencos, galletas, etc. Todo lo necesario para un buen desayuno. Colocado y ordenado en la encimera de la cocina para que al día siguiente solo tengas que ponerte el café.

21.00 – Todo recogido, ordenado y luces apagadas. Ahora es tu momento de relajarte mientras ves TV, ipad o hablas con tu pareja, mientras ella se saca la percha del día siguiente.

21.30 – A partir de aquí, que cada uno se acueste cuando le venga en gana. Quien tenga fiesta, enhorabuena, quien no la tenga…espabila para tenerla…

Durante la noche, te levantarás las veces que sean necesarias para ver a los niños por si se han destapado, quieren agua, tienen pesadillas o si simplemente no los escuchas porque eso te parece tan raro… Y lo digo porque los míos solo se están quietos una vez me han “jodido” toda la noche….

6.00 – QUINTO LEVANTA TIRA DE LA MANTA… QUINTO LEVANTA… TIRA DEL COLCHÓN….
            ARRIBA RECLUTAAAAAA!!  VA VAAA VAAAAAA

6.05- Haces café, preparas tostadas,  las galletas de los churumbeles, el cola-cao de tu amorcito y te vas a la ducha.

6.10 – En lo que sale el agua caliente, haces la cama, bien estiradita y sin arrugas.

6.15 – “…Daaaando volteretas he llegado al baño, me heeee duchado y  he despilfarraaado el gel, porque hoooyyyyy, algo me diiiiceeee,  que voooooy a pasáaaaarmelo bieeeennnn”.

6.25 – Desayunas tu café con tostadas, magdalenas o lo que te metas pal cuerpo a esas horas. Preparas tu almuerzo o tu comida, según el tiempo de comer que tengas.

6.35 – NIÑOOOSSS!! ARRIBAAAA… It´s time to breakfast!!!! (uno, que es políglota)

6.35 – 6.55 En este periodo te tiene que dar tiempo a darles o ayudarles a desayunar, vestirlos, que hagan pis, lavarse los dientes, ponerse el abrigo, colgarles la mochila, y mandarlos de una p* vez al colegio a ver si ahora te da tiempo a ti a terminar de arreglarte.

6.56 – Besos de despedida… muak, muak y super muak pa la mami… o doble muak….

6.57 – Recoger desayunos, aclarar vasos y platos, meterlos en el friegaplatos (máquina al lado de la pila que sirve para que tú no tengas que fregar) Pila: recipiente metálico incrustado en la encimera donde antes dejabas los platos sucios y por arte de magia desaparecían.  Encimera: Lugar donde dejabas los platos que no entraban en el recipiente mágico y que también desaparecían.
            Recoger tostador, zumos, leche, mantequilla, miel, pan…. Pasar paño por encimera mágica, limpiar, apagar luces y largarte a tus quehaceres.

7.10 – Afeitado, mirarte al espejo, cremas varias, mirarte al espejo, desodorante, mirarte al espejo, vestirte, mirarte al espejo, colocarte la corbata, volver a mirarte, ponerte chaqueta, mirarte de nuevo, ponerte abrigo, mirarte una vez más y volver a colocarte la corbata que no sé cómo puede seguir torcida.

7.30 – Ascensor. Te remiras en el espejo y te sonríes  – Joeerrr!!! Parezco el puto amo…. Coño!! Cuánto te quieres….!!!!

A partir de aquí es jornada laboral. Cada uno que haga lo que tenga que hacer.

19.00 – Acabas tu jornada laboral.

19.45 – Entras por la puerta. Das besos, saludas, das palmaditas en el trasero a tu mujer y le dices que “luego hablamos” :P

20.00 – Ropa cómoda. Ropa sucia en su lugar. Si hay que poner “una”, se pone, sin discusión.

20.00 - 20.30 – Poner la mesa. Terminar o empezar a hacer la cena. Cenar, hablar de tus cosas en tiempo record mientras los niños cenan, discuten y ven dibujos.

20.30 – Mientras uno se dedica a ayudar a los niños a lavarse dientes, pis etc ... el otro se dedica a recoger la cena y la cocina.

20.45 – Preparación de desayunos del día siguiente. Tazas de café, cola-caos, tostadora, cuencos, galletas, etc. Todo lo necesario para un buen desayuno. Colocado y ordenado en la encimera de la cocina para que al día siguiente solo tengas que ponerte el café….

Y a partir de aquí vuelves al principio. Y así toodoss los días… día sí y día también. Bienvenido al “Día de la Marmota”…

No sé. No lo veo tan difícil como para que no lo hagas y te quedes mirando a ver cómo lo hace tu pareja.
Entre dos todo es más rápido ¿mejor, no?.

Y ya sabes. Si te has portado como un “machote”… igual igual… tienes premio.
Yo voy a ver si hoy me ha tocado el gordo, o por lo menos el reintegro…

Ahhh, si! Lo sé. Lo sé.

Ahora estás pensando que si tú haces todo eso al día, todos los días…. Qué coño hace tu mujer?

Cómo que qué hace!!!!! Te voy a contar…:

Mientras tú necesitas 1 día para hacer toooodas esas cosas, tu mujer en menos de 1 segundo ha hecho:
- Pensar que ropa se va a poner durante toda la semana.
- Pensar que si sale tarde pillará el atasco del siglo.
- Pensar que los niños pasen bien la semana en el cole y no se pongan malos porque no tiene con quién dejarlos, y si eso ocurriera habría zafarrancho de combate. Alguien se tiene que quedar. Yo no puedo. Tengo una semana tremenda en el trabajo. Se tendrá que quedar mi marido, total, en su trabajo se pasa el día rascándose los *** porque igual se cree que trabaja más que nadie porque llegue cansado a casa… y bla bla bla blaaa.
- Pensar en que si cambia la temperatura, todo lo pensado anteriormente sobre la ropa que se va a poner en la semana no le vale para nada, y tendrá que pensarlo de nuevo.
- Pensar que no sabe qué día tiene que ir a comprar “tonterías” para los niños porque las tienen que llevar al cole.
- Pensar cuándo te va a decir que vayas tú a comprar las tonterías de los niños porque ella no puede. Claro, he trabajado tanto y estoy tan cansada que no tengo tiempo para estas tonterías…
- Pensar las cenas de todo el año. No de la semana.
- Pensar que tiene que echar gasolina al coche. Y eso le produce un estreeessss.
- Pensar que si puedes tú poner gasolina al coche mientras compras las tonterías de los niños, pues mejor. Así tendrá más tiempo para estresarse pensando en otras cosas…
- Pensar…
- Pensar…
- Pensar…

Y aun así me quedo corto. Mi mente no da para tanto….

Así que si tu mujer es capaz de hacer eso en una fracción de segundo, imagínate lo que puede hacer en una semana.

No la cabrees, no la estreses… porque como se le ocurra empezar a pensar “cómo amargarte la semana…”, te vas a mear en los pantalones en cuanto le veas la cara que va poniendo mientras lo piensa…

Así pues… Aquí paz y después gloria. Cada cosa con su nombre… pórtate bien, haz las cosas como es debido, y al final si todo fue bien, pues a lo mejor, y digo a lo mejor, y si tu mujer no ha pensado más de la cuenta y no se ha estresado más de lo que ella esperaba… te dejara ver el fútbol en paz.

O qué esperabas? 



El Sr. Marqués, maridín

IG: @elsenormarques

Si te perdiste las entradas anteriores puedes leerlas  pulsando aquí  y aquí y aquí y aquí y aquí

3 comentarios:

  1. ¡Cómo me he reído Ana, me encanta lo que has escrito y el Tag "maridín" :)

    ResponderEliminar
  2. Grande el marques!!!

    ResponderEliminar

No comentes por comentar ;) Deja tu comentario si realmente quieres decir algo relacionado con el post. Los comentarios hirientes, malintencionados, groseros, insultantes o con publicidad no serán publicados. ¡Gracias!