9 nov. 2015

De armario a vestidor

Los que me seguís por las RRSS hace unas semanas pudisteis ver cómo he convertido un armario pequeño en un vestidor. Y no, no ha sido un milagro aunque lo parezca je je.

Hoy os vengo a contar cómo he conseguido transformar un armario de apenas 1 metro de ancho por 60 de profundo en un vestidor de casi 3 metros.

Empezamos :)



Primero de todo os voy a poner en situación. El plano del dormitorio sería el siguiente, teniendo en cuenta que la puerta que hay a los pies de la cama es la que da acceso al baño y que a la derecha de la misma estaría el armario empotrado.



Con esta disposición y el armario empotrado que había, el proceso fue el siguiente: el armario empotrado tenía puertas correderas y medía 110 ancho x 62 de profundo. Perdón pero no tengo foto decente del "antes"; aquí ya en pleno proceso en el que habíamos quitado las baldas y estábamos quitando la cajonera.




A la derecha del mismo había un margen de pared de unos 10 cm que tiramos, con lo que conseguimos un ancho total de poco más de 120 cm.



Tras tirar esa parte de muro, mi maridín volvió a revestir la pared con la misma estructura del armario empotrado que había y aprovechó para bajarlo, pues estaba alzado unos 10 cm.


En la foto anterior, además, podéis ver el módulo en el que tenía almacenados los zapatos de temporada y cuyo DIY os enseñé aquí


La idea inicial era poner solo un esquinero PAX de Ikea 


UN INCISO: lo bueno del esquinero es que permite acoplar tanto estructuras de 35 como estructuras de 60cm. En mi caso estructuras de 35 cm por dos razones: 

1.- Porque no disponía de espacio para poner fondo 60 cm

2.- Porque realmente los armarios de fondo 60 me resultan incómodos, al no poder ver claramente lo que pongo en la parte de atrás. Aquí puedes ver el vestidor que tenía en la otra casa (con fondos 60) y aquí, aquí y aquí puedes ver otros armarios de fondo 35 que tengo en casa (todos PAX de Ikea)

Aquí podéis ver las diferentes opciones del esquinero y sus medidas (yo elegí la primera opción):



Como os decía, la idea inicial era solo el esquinero y a su izquierda (aprovechando las paredes vestidas del armario empotrado) añadir baldas hechas por mi maridín y cestas de Ikea. Ambas de ancho 50 y fondo 35 (es decir, no hacía falta comprar la estructura de 50 x 35 cm de Ikea, puesto que el lateral del esquinero y la pared vestida hacían ya de estructura, no sé si me explico...).

La estructura de la izquierda realmente no la compramos por lo que os digo que aprovechamos lo que teníamos, lo pongo en la simulación del planificador para que os hagáis a la idea.

El caso es que cuando teníamos puesto el esquinero, mi maridín pensó que si quitaba el módulo donde tenía los zapatos, podía añadir más estructuras PAX. Peeeero aquí me topé con un problema, y es que cuando me puse a planificar cómo lo quería (con el planificador de Ikea) resultó que ¡¡¡¡¡¡¡NO HAY ESTRUCTURAS COLOR ROBLE DE FONDO 35 cm!!!!!!!

Imaginaos el disgusto que me llevé. No solo tenía montado el esquinero, sino compradas las cestas y las baldas las iba a hacer mi marido de las baldas que quitamos del armario empotrado, o sea, que también eran de color roble.

En fin, que como la necesidad mandaba, no me quedó más remedio que aguantarme y comprar estructuras blancas muy a mi pesar.


De manera que el resultado final sería este: he pasado de un armario de apenas 1 metro a un vestidor de casi 3 metros. Aparte de la necesidad de tener más cajones y baldas de lo que tenía antes, necesitaba más espacio para colgar ropa, así que el esquinero me solucionaba este problema al tener doble barra.

En respuesta a toooodas las que me preguntasteis por las RRSS si voy a poner puertas o no os diré que NO: primero, porque me encaaaaanta tenerlo todo a la vista. Yo siempre digo que si no lo veo no lo tengo y esto me ayuda a prepararme las perchas de la semana (si no sabes de qué te hablo, clic aquí y aquí) y además me obligo a tenerlo todo colocadito ("cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa"). En un futuro, si me canso, pondré puertas y listo :))

Bueeeeno y una vez explicado el proceso, el resultado final fue el que ya habéis visto:



El escalón doble de Ikea me ayuda a llegar a las baldas superiores, pues todas las estructuras son de altura 236 cm.






Ahora me caben todos los zapatos, tanto los de invierno como los de verano. La ropa prefiero tenerla por temporadas, porque así me obligo a hacer limpieza con cada cambio de armario. Los abrigos y los vestidos de "fiesta" los tengo guardados en otro armario fuera de mi dormitorio. En cuanto a la organización de la ropa colgada siempre sigo el mismo orden: faldas, shorts, camisas, suéters, americanas, rebecas, cárdigans, otro tipo de chaquetas y vestidos. Si quieres más info sobre cómo organizar la ropa y los armarios, clic aquí y aquí

Pues esto es todo. Perdón por el post tan largo (son casi las 2 de la madrugada ahora mismo y llevo desde las 10 con esto je je), pero quería explicarlo bien, sobre todo para las que me preguntasteis cómo había obrado el milagro. Solo necesitáis tener una pared en perpendicular y una distancia con respecto a la cama de unos 60 cm como mínimo. 

Ahora ya podéis dejar de soñar con un vestidor y hacerlo realidad. Please, si finalmente os decidís a hacerlo me encantaría verlo. Podéis taguearlo en IG con #dearmarioAvestidor para que pueda ver vuestras fotos ;) 

Muchas gracias y feliz semana. Yo hoy en casita, que en Madrid capital estamos de fiesta :))