8 ene. 2016

7 consejos para perder peso tras la Navidad

¡¡¡Feliz 2016!!!
 que por aquí aún no había dicho nada :))

 Volvemos a la rutina y, lo que es mejor, volvemos a nuestros hábitos de comida.

Una de las cosas que más me trastoca de las Navidades son las comilonas. Yo no soy de mucho comer, la verdad, siempre he sido "mal comedora" y no porque no me guste comer, sino porque siempre he sido de comer poco. Y echo de menos tener mi rutina de comidas.

No soy de las que coge mucho peso en estas fechas (1 kilo como mucho), en parte porque no me gustan los dulces típicos navideños, pero hoy os cuento cómo hago para volver a mi rutina y cómo es posible perder esos kilillos de más sin morir en el intento.

http://previews.123rf.com/images/ersler/ersler1101/ersler110100135/8627643-Collage-de-tema-de-estilo-de-vida-saludable-compuesto-de-im-genes-diferentes-Foto-de-archivo.jpg


1.- No a las dietas drásticas. Si te has pasado las Navidades de comilonas no puedes pasarte al otro extremo de golpe. Igual que no podemos ponernos 14 cm de tacón habiendo llevado siempre zapato plano, no le des acelgas todos los días a tu cuerpo tras tres semanas de manjares.

http://bucket3.clanacion.com.ar/anexos/fotos/68/1646268w645.jpg
2.- Come de todo, pero con moderación. Disminuye las raciones (un truco "visual" es comer en plato de postre) y no te prives de ningún tipo de alimento, pero tampoco te pases con los hidratos, las grasas saturadas y los azúcares. Ve disminuyendo progresivamente la ingesta de éstos (hidratos, grasas y azúcares) y ve aumentado la ingesta de frutas y verduras.

http://www.tipsaludable.com/wp-content/uploads/2015/05/Dieta-mediterranea.jpg

3.- Haz 5 o 6 comidas al día, y no esperes a tener hambre. Desde siempre he sido hipoglucémica y por eso necesito ingerir hidratos cada 2-3 horas, por lo que hago 5 o 6 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y, a veces, antes de dormir tomo algo si ha pasado mucho tiempo desde la cena hasta que me acuesto (en casa cenamos a las 19.30h).

4.- Guisa a la plancha o al horno. Acostúmbrate a usar el horno o el microondas. Una comida a la plancha o  al horno no tiene por qué ser insulsa. Al revés, te sorprendería ver la cantidad de recetas saludables al horno que puedes encontar y lo ricas que están. Hacer la carne o el pescado en papillote (en un sobrecito de papel de aluminio) con verduritas en juliana y un chorrito de limón y/o aceite es una de las recetas más fáciles, saludables y ricas que puedes hacer.

http://www.lubinaalhorno.com/ImagenesLubinaAlHorno/ImagenesLubinaAlHorno/LubinaAlHornoEnPapillote.jpg

5.- Date un capricho de vez en cuando. Como decía en el punto 1, hay que comer de todo con moderación. Así que si tienes antojo de chocolate no te prives, te tomas un par de onzas de chocolate negro (70-80% cacao) y listo. Y acostúmbrate a compensar: si te has dado un buen homenaje en el almuerzo haz una cena más frugal.




https://healthyeater.com/wp-content/uploads/lindt.jpg
6.- Planifica tus comidas. No comas cualquier cosa. Las prisas son malas y, si te saltas el punto 3, estarás muerta de hambre y comerás cualquier cosa: normalmente alimentos con muchas calorías y poco valor nutritivo. Os podéis descargar aquí este imprimible gratuito que hice hace unos años para planificar las comidas o podéis adquirir uno de mis planificadores aquí (que ahora mismo están rebajados a 4.90€ ;))


7.- Haz algo de ejercicio. Perder peso es una fórmula muy sencilla: hay que ingerir menos calorías de las que gastamos o gastar más de las que ingerimos. Así de fácil. No podemos tener una dieta de 2000 calorías si llevamos una vida sedentaria. No se trata de correr una maratón, pero sí de salir a caminar una hora al día a buen paso (y no vale pararse a mirar escaparates :))

http://walkim.es/wp-content/uploads/2015/12/caminar.jpg

Os dejo un ejemplo de la rutina de comidas que llevo desde peque. Adiós comilonas de Navidad. Hola bendita rutina:

DESAYUNO: dos tostadas con mantequilla y miel y un colacao frío.

MEDIA MAÑANA: un té (earl grey) con una manzana (la manzana tiene propiedades saciantes).

ALMUERZO: entre semana como en el cole. De primero siempre verdura o legumbre. Si tomo verdura sí tomo segundo plato. Si hay legumbre no tomo segundo plato. Nunca tomo postre. La fruta la tomo entre horas.

MERIENDA: igual que a media mañana: té y fruta.

CENA: pescado o pollo, a la plancha o al horno, acompañado de ensalada o verdura o sopa.

Si me acuesto muy tarde, como decía arriba, como cenamos muy pronto pues a veces me tomo unas galletas con un té antes de irme a dormir.

Los fines de semana solemos hacer pizza casera para cenar, o fajitas caseras o mini burgers... cenas más calóricas que compensamos con comidas ligeras y con salir más a la calle :))

Bueno, espero que os sirvan estos consejillos, a mi siempre me han funcionado y lo bueno de tener una rutina de comidas es que nunca tendrás que ponerte a dieta. Recuerda: si enseñas a tu cuerpo a comer jamás tendrás que hacer dieta. Que este sea vuestro propósito para este 2016 :)