24 oct. 2016

Sweater Pumpkins

A los que me seguís desde hace tiempo, sabéis lo que me gusta decorar mi casa, especialmente la chimenea, en función de la época del año en que estemos.

Halloween no es una excepción y, desde que tengo niños, nos gusta celebrar esta fiesta pagana (y al día siguiente celebrar Todos los Santos, como manda nuestra tradición, claro).





El año pasado os enseñé este "terrorífico DIY" y este año quería hacer algo más "hogareño". Empecé a buscar ideas y di con muchos tutoriales sobre cómo hacer calabazas tejidas o usando un viejo suéter. Como tiempo para tejerlas no tenía, usé un viejo suéter.

Os cuento el paso a paso.


MATERIAL NECESARIO:



- Un suéter de punto.
- Guata para relleno, o algodón o relleno de almohada...
- Tijeras, pistola de silicona o pegamento.
- Palitos de canela.
- Rafia y cuerda.

CÓMO HACERLO:

1º Separar las mangas, el cuello, el delantero y el trasero del suéter. Da igual si se deshilacha un poco al descoser.



2.- En el centro del delantero o trasero, ponemos el relleno elegido. El tamaño variará en función del tamaño del suéter y del tamaño que queráis la calabaza.

3.- Subimos el suéter envolviendo bien el relleno y atamos fuerte con una cuerda. En mi caso, al atarlo, la parte del suéter que caía me parecía que simulaba hojas, por lo que decidí dejarlo así. En otros tutoriales de la red he visto que cortaron el suéter sobrante y pegaron con pegamento. 



4.- Una vez sujeta la parte de arriba, tenemos que darle la forma de calabaza. No hay más que, con la misma cuerda, ir pasándola de lado a lado hasta formar una estrella, que simula las estrías de la calabaza. Es importante que apretéis bien cada pasada de la cuerda para que se marque bien la forma.



5.- Para darle el toque final, le puse, a modo de "rabito" un palito de canela.



6.- Por último, con rafia natural, hice unos "churritos" ayudándome de una pinza, y los pegué con una gota de silicona en el palito de canela.





El resultado fue este que veis.


Y ya que estaba hice dos.




Además, añadí arriba una pequeña guirnalda de banderitas con unas letras de madera.





Me gusta mucho porque crea un ambiente acogedor y hogareño. Eso si, a mis gatas les ha gustado tanto que no paran de jugar con ellas, je je, y yo ya pensando (y deseando) en la deco de Navidad.

El miércoles y el viernes no olvidéis pasar por aquí: tengo preparados dos DIY más para este Halloween, a cual más facilito y perfectos para hacer con los niños.

¿Qué te han parecido estas calabazas "tejidas"?